AMC se salva de la quiebra