Cómo estos 4 avances tecnológicos han cambiado la actuación para siempre