Los actores y las redes sociales: Tener o no tener